Mi Carrito

Cerrar

Garantía, Cambios y Devoluciones

Garantía, Cambios y Devoluciones

LA SIGUIENTES TÉRMINOS Y CONDICIONES TIENEN POR OBJETO ESTABLECER EL USO LÍCITO Y PERTINENTE DEL SITIO WEB  www.paolamatus.com, DE AHORA EN ADELANTE “PAOLA MATUS”, ASÍ COMO LA ADQUISICIÓN DE LOS ARTÍCULOS QUE EN EL SE PUBLICAN; E INFORMAR DE SU GARANTÍA, CALIDAD, CAMBIOS Y DEVOLUCIONES.

 

El acceso, utilización o la celebración de cualquier operación a través de la página de PAOLA MATUS significa la absoluta conformidad con los presentes términos y Condiciones, incluyendo el Aviso de Privacidad que el usuario declara haber leído y aceptado. En caso de controversia derivada de la aplicación o interpretación de los presentes términos y condiciones, las partes se someterán al procedimiento de conciliación de la Procuraduría Federal del Consumidor, renunciando a cualquier otra jurisdicción o fuero, presente o futuro.

 

Garantía de Producto

Todos los artículos de joyería anunciados por PAOLA MATUS son manufacturados directamente por ella. Nuestra garantía es de una pieza bien hecha. Usamos Plata Primera Ley (925/1000) mexicana y las piezas ya sean de plata o latón chapados en oro se hacen bajo el proceso de electrodorado en oro de 18K y 14K, respectivamente.

En caso de ser necesario, PAOLA MATUS aplicará la garantía para la devolución o cambio de los artículos, competente a los términos que a continuación se citan.

 

Qué Cubre Esta Garantía

Cualquier cambio o devolución de la pieza si presenta algún desperfecto en la elaboración, diseño o calidad de los materiales de fábrica; o bien si existe algún error en el envío, como equivocación en el artículo solicitado, en los siguientes 15 días naturales de recibido su pedido, respectivamente.

No es aplicable si la pieza presenta algún desperfecto por el mal uso o limpieza; por ejemplo, el uso de abrasivos o cualquier otro agente no apto para la plata, chapa de oro, hueso, gemas orgánicas como perlas y coral. Para conocer recomendaciones de conservación ver “Cuidados para tus joyas”.

PAOLA MATUS se hará cargo de los gastos derivados de cambio o devolución de producto si esto ocurrió por los motivos anteriormente citados de elaboración, diseño o calidad, o error en el envío.

 

Precio

Los precios, indicados en Pesos Mexicanos, son válidos hasta la fecha en la que el consumidor haya formulado su pedido. No incluyen gastos de envío. Estos aparecerán después de confirmar su pedido.

Los Precios incluyen I.V.A

 

Envío

Políticas de Envío

Todos los pedidos realizados a través de PAOLA MATUS se entregarán a cualquier punto de la República Mexicana, siendo el tiempo estimado de 2 a 5 días hábiles para la Ciudad de México y Área Metropolitana; y de 2 a 7 días para el interior. Tenga en cuenta que el tiempo puede variar por diversos factores como causas de fuerza mayor (por ejemplo desastres naturales), siendo responsable la empresa de mensajería, con quien PAOLA MATUS celebra un convenio para el envío de todos los artículos anunciados en su web.

PAOLA MATUS no se hace responsable por la pérdida parcial o total de los artículos, siempre que deriven del manejo irresponsable de la empresa de mensajería o de errores en la dirección de envío por parte del cliente.

 

Cuidados para tus joyas

  1. Para su conservación y evitar que las joyas se rayen, se recomienda guardarlas en su bolsa de tela original sin que entren en contacto con otras joyas.
  2. Limpiar las joyas de plata con jabón neutro, un cepillo suave y agua tibia. Después de un aclarado con abundante agua y secado. La plata, la plata chapada en oro y el latón chapado pueden oxidarse en contacto con el aire. Esta reacción puede acentuarse por la acción del pH de la piel. Como consecuencia la plata adopta un tono amarillento ennegrecido. Para limpiar sus joyas de plata y plata chapada, puede limpiarse con un paño no abrasivo especial para limpiar plata.

A continuación unas recomendaciones para el cuidado de piezas de plata y/o latón chapados en oro:

- No bañarse con las piezas chapadas en oro. Al contrario que con las joyas de plata, aconsejamos no bañarse con éstas ya que el agua y el jabón deterioran el chapado de la pieza, pudiendo llegar a perder su belleza.

- Evitar el contacto con todo tipo de perfumes, colonias, cremas o similares.

- Guardar las piezas por separado en diferentes bolsitas o compartimentos, y así se evitará el roce entre ellas.

- Para devolverle el brillo perdido, frotar suavemente primero con un algodón ligeramente humedecido en agua y jabón líquido neutro y segundo con un algodón ligeramente humedecido únicamente con agua, secar minuciosamente.

  1. Todas las gemas son consideradas piedras preciosas, lo que las diferencia es el valor monetario, pero es correcto llamarlas piedras preciosas a todas. Deben evitarse golpes sobre superficies duras y cambios de temperatura extremos. Las pulseras con piedras preciosas deben tratarse con cuidado ya que están sometidas al uso diario y continuo. Las piedras presentan características de claridad, llamadas inclusiones y son su huella digital; formada al interior de la piedra cuando ésta fue creada por la naturaleza.
  2. Cualquier metal precioso es agredido por el mercurio de forma permanente, por lo que debemos evitar el más mínimo contacto. En caso de producirse accidentalmente, se sugiere comunicarse con nosotros y con gusto se dará un servicio e intentará detener su deterioro en nuestro taller. Las perlas cultivadas y los corales merecen una atención especial. Su origen es orgánico y pueden ser dañados por los cosméticos, perfumes, colonias, lacas o cremas. Para limpiarlos, un paño de tela o algodón húmedo y una gota de jabón líquido neutro son lo más adecuado.
  3. El oro blanco de 14K o 18K es una aleación de oro fino, paladio y otros metales. Su color real es el gris por lo que es necesario darle un acabado de rodio para conseguir el color blanco característico. Este acabado que se aplica al oro blanco se desgasta con el uso y el roce. Sugerimos entregarnos tu joya periódicamente para aplicarle un nuevo acabado de rodio.
  4. No se recomienda usar tus joyas ya sean de oro blanco o amarillo, plata o latón chapado en el mar, aguas termales, albercas, jacuzzis, etc., ya que los minerales y/o productos químicos contenidos en esas aguas al entrar en contacto con los metales y/o los químicos usados en los procesos de rodizado o electrodorado pueden dañar permanentemente tus joyas.

¡Hola!

Únete a nuestra lista de correos